REVIEW: Monitor grabador Blackmagic Video Assist

6

Los monitores-grabadores externos de campo llevan el mercado varios años. Permiten cumplir dos funciones básicas: La primera es monitorizar la señal de vídeo con calidad y tamaño superiores a los visores incorporados en las cámaras. La segunda, muy importante en el mundo de la posproducción, grabar con un codec mejor que el que suelen utilizar equipos tan extendidos como las DSLR o los camcorders HDV.

La mayoría de cámaras de gama media y baja utilizan archivos H.264 o MPEG-2, interframe, a 8 bits y con una tasa de compresión elevada. Esto hace que el material sea incómodo de mover en posproducción y que la calidad se vea comprometida en cuanto las circunstancias no son ideales. Los grabadores de campo permiten emplear codecs intraframe, de 10 bits y con bitrates muy altos. Empresas como Atomos o Convergent Design disponen de modelos con caracteristicas diversas y un extenso rango de precios.

El Blackmagic Video Assist montado en una Sony FS7 junto a un Odyssey7Q+.

El Blackmagic Video Assist montado en una Sony FS7 junto a un Odyssey7Q+.

El Video Assist de Blackmagic, primer modelo de la marca, se caracteriza por incorporar las señas de identidad de la mayoría del hardware que fabrica la empresa australiana: Facilidad de uso, prestaciones elevadas y precio contenido. Se trata de un monitor de 5 pulgadas que permite grabar archivos ProRes en alta definición (y también en DNxHD desde la versión 1.2 de firmware del 5/2/2016) en tarjetas SD. Cuenta con entradas y salidas HDMI y SDI mini, pantalla táctil y alimentación mediante baterías o adaptador de corriente. Tiene un precio oficial en España de 455 € más IVA.

El Video Assist tiene una apariencia robusta, con múltiples mecanizaciones que permiten sujetarlo sobre la cámara con brazos articulados o sobre las zapatas de accesorios. También tiene una pequeña pestaña extraíble para colocarlo sobre una superficie plana. Lo primero que destaca es la calidad de la pantalla, con bastante luminosidad, imprescindible para usarla en exteriores, aunque en circunstancias de pleno sol una protección de la luz directa es fundamental. La imagen se da la vuelta automáticamente según esté orientado y los menús son sencillos y fácilmente accesibles mediante pulsaciones o pequeños gestos sobre la pantalla.

Tamaño del Video Assist comparado con un Odyssey7Q de 7.7" y un iPhone 6s.

Tamaño del Blackmagic Video Assist comparado con un Odyssey7Q+ de 7.7″ y un iPhone 6s.

La sencillez de uso se agradece mucho en el trabajo diario, comparado con otros equipos cuya configuración puede llegar a ser un auténtico dolor de cabeza. En el Video Assist solo tenemos que pulsar sobre la característica que queremos cambiar para que aparezcan sus opciones. Como monitor podemos variar brillo, contraste y saturación, además de contar con un buen número de ayudas para la grabación, como histograma, zebras, focus peaking, guías de relación de aspecto y cuadrícula, todas ellas configurables. También tenemos un imprescindible zoom para facilitar el enfoque, tan complicado en algunas ocasiones. Se echa de menos la posibilidad de incorporar LUTs, especialmente trabajando en logarítmico (actualización 21/11/2016: la versión de firmware 2.3 incorpora LUTs, además de otras muchas opciones) y la presencia de un monitor de forma de onda, en mi opinión más útil para exponer que el histograma.

Como grabador, lo más destacable es la calidad y flexibilidad que se puede conseguir gracias a las diferentes variantes de ProRes. El uso de tarjetas SD (UHS-1) relativamente económicas permite registrar bastante tiempo por poco dinero. Las tarjetas se pueden formatear desde el propio equipo, bien en HSF+ o en exFAT. Si escogemos los bitrates más altos deberán ser lo más rápidas posibles para evitar errores de grabación.

Tiempos de grabación según el tipo de ProRes en una tarjeta de 128GB. (Fuente: Blackmagic)

Tiempos de grabación según el tipo de ProRes en una tarjeta de 128GB. (Fuente: Blackmagic)

El Video Assist detecta automáticamente el tipo de señal de entrada, tanto su resolución como el framerate. En el caso de la entrada SDI (un conector BNC mini DIN 1.0/2.3) es posible insertar para su monitorización señales Ultra High Definition 2160p, aunque en todos los casos el máximo que puede grabar es 1920×1080 a 60 frames por segundo. Dispone así mismo de sincronización con el botón de grabación de la cámara, bien mediante la señal recibida a través de SDI o al detectar que el código de tiempo empieza a correr través de HDMI. En el último caso, es imprescindible que para que el equipo comience a grabar al pulsar el REC de la cámara, ésta envíe TC a través de la salida HDMI, cosa que no sucede en todos los modelos. Por supuesto necesitamos que la cámara tenga salida limpia y de máxima calidad para poder usar la grabación, cosa que la mayoría de DSLRs no tienen. Antes de adquirir el equipo conviene asegurarse de que la salida HDMI de nuestra cámara puede configurarse para que ofrezca una imagen libre de superposiciones. La calidad de la grabación dependerá de la señal que utilicemos, pero con ProRes se verá libre de artefactos y de los típicos problemas de las compresiones severas. Si además la cámara saca 10 bits, los degradados y tonos de piel se verán mucho más suaves que con el habitual H.264 a 8bits.

Formatos compatibles de entrada y grabación. (Fuente: Blackmagic)

Formatos de entrada y grabación compatibles. (Fuente: Blackmagic)

En cuanto al sonido, el Blackmagic Video Assist graba el audio incrustado a través de las entradas SDI y HDMI. No dispone de más entradas de sonido, por lo que nuestra cámara tiene que tener la posibilidad de lanzar el audio dentro de esas conexiones si queremos grabar sonido síncrono. Algunas DSLR, como por ejemplo la Canon 5DmkIII, no disponen de esa opción. Si bien es cierto que es habitual grabar el audio en equipos externos sin pasar por la cámara, tenemos que tenerlo en cuenta al usar este dispositivo. Es posible monitorizar el volumen registrado con los vúmetros y escucharlo a través de el conector de auriculares incorporado.

Los diversos orificios permiten su sujeción en la posición que nos resulte más cómoda.

Los diversos orificios permiten sujetarlo en la posición más cómoda.

Sobre la alimentación, se pueden usar dos baterías LP-E6 (las de la Canon 7D o 5D, por ejemplo) que además es posible cargar con el propio Video Assist, que viene con una fuente de alimentación y numerosos adaptadores para todo tipo de enchufes, cosa que se agradecerá mucho en caso de grabaciones internacionales. Según Blackmagic, las baterías se van consumiendo de forma inteligente, para dar un máximo tiempo de uso de 3 horas con dos LP-E6 completamente cargadas.

El grabador cuenta por supuesto con reproductor de los clips registrados, que junto a las salidas lo convierten en un sistema muy cómodo para la revisión del material en el rodaje e incluso también en la sala de montaje.

Para terminar, nos gustaría destacar el bonito embalaje del equipo, que viene con dos tarjetas SD, una con el software del aparato y otra con DaVinci Resolve.

Blackmagic Video Assist Packaging

Queremos dar las gracias a nuestro amigo Javi Siguero por su ayuda para la realización de las pruebas de este equipo.

ACTUALIZACIÓN 5 de febrero de 2016: Ya está disponible en la web de Blackmagic Design la versión 1.2 de firmware que incorpora las siguientes novedades:

  • Grabación en DNxHD.
  • Rango de zebra personalizable.
  • Marcador del tiempo de grabación restante en la tarjeta.
  • Panel de información de los clips en reprodución.
  • Sincronización de grabación con el disparador de la cámara a través de la conexión HDMI.
Compartir

Acerca del autor

Realizador, montador y formador.

6 comentarios

  1. Buenas tardes, gracias por compartir vuestra experiencia, estaba ansioso por conocer vuestra opinión. ¿Me pregunto si sería una buena compra para una Canon 550d? No sé si mejoraría en algo la imagen. Un saludo.

  2. Juan Ugarriza el

    Hola. No, no te sirve para la Canon 550D porque no tiene salida limpia ni de alta resolución a través de HDMI. Necesitas una 7DmkII o una 5DmkIII.

  3. Luis Rodrigo Chugar Zubieta el

    …por favor me pueden indicar si puedo utilizar con la cámara Panasonic AGDVC60, solo tiene puerto Farwer

  4. Pingback: REVIEW: Blackmagic Micro Cinema Camera - finalcutpro.es

  5. Hola, quisiera saber si lo puedo usar como monitor para la Sony A 7SII que tiene una salida micro HDMI, y si con ella sería posible arrancar grabación desde el monitor.
    Muchas gracias de antemano.

Escribe una respuesta