PRUEBA: DaVinci Resolve Live con Blackmagic UltraStudio

0

La corrección de color en rodaje se ha popularizado mucho en los últimos tiempos. Los sistemas han ido haciéndose más portátiles y accesibles, hasta llegar a niveles inimaginables hace sólo unos años. En este artículo vamos a ver el funcionamiento del dispositivo de entrada y salida Blackmagic UltraStudio Express junto con el software DaVinci Resolve con su opción Live, disponible tanto en la versión gratuita como en la Studio de pago.

Se trata de configurar los equipos para que la cámara se conecte al ordenador y podamos hacer corrección de color “en directo”. El cliente, el director de fotografía o el realizador podrán ver una aproximación al resultado final del trabajo, en lugar de lo que está grabando la cámara, que en mucha ocasiones será material logarítmico, “feo” por naturaleza. Además, podremos generar LUTs y hasta usar de forma casi automática esas correcciones cuando ingestemos el material que realmente está registrando la cámara.

thunderbolt express SDI

La aplicaciones de este sistema son variadas, pero en sectores como el de la publicidad, donde los tiempos de producción suelen ser muy cortos, llevarte del rodaje un look aprobado por el cliente puede determinar que la campaña se entregue en fecha. Además, también puede acortar tiempos en producciones de ficción, ya que podremos tener dailies y offlines con una corrección aprobada de antemano. Otro punto a tener en cuenta es que en ocasiones el director de fotografía no puede asistir al etalonaje, por lo que su supervisión en rodaje también podría evitar muchos quebraderos de cabeza.

Para esta prueba vamos a usar el UltraStudio Express, pero serviría cualquier dispositivo de in/out de BlackMagic, teniendo en cuenta que la opción Live solo funciona a través de SDI, excepto en la cámaras de BlackMagic que tienen puerto Thunderbolt, en cuyo caso se pueden conectar directamente al ordenador. Las ventajas de este pequeño equipo son que cuenta con todo tipo de conexiones, bien directas o a través del los cables adicionales, y que se conecta al ordenador con un sencillo cable Thunderbolt, que además le proporciona la alimentación.

En primer lugar hay que instalar el software Desktop Video, disponible en la web de BlackMagic. Una vez conectado el UltraStudio a través de Thunderbolt al (en este caso) MacBook Pro, DaVinci Resolve debería reconocerlo sin más. Así, en las preferencias del programa podremos configurar que la opción Live use este equipo. Es importante señalar que necesitaremos dos dispositivos de entrada/salida en el caso de que simultáneamente necesitemos alimentar un monitor de color vía SDI o HDMI.

thunderbolt express resolve

El UltraStudio Express permite una resolución máxima de 1920×1080 a 60 fps. Para tamaños mayores necesitamos otros equipos de Blackmagic, pero para hacer correcciones, 1080p será más que suficiente. Nuestra cámara es una Sony PXW-FS7 con la que en este trabajo grabamos 4K 4096x2160px a 25fps, por lo que en primer lugar deberemos configurar la salida SDI de la cámara para que envíe 1080p25 con TC incrustado. De lo contrario, el Express no podrá procesar la señal y no obtendremos imagen en Resolve Live. Es fundamental que la cámara saque código de tiempo por la conexión SDI, para que a posteriori el flujo de trabajo pueda completarse.

Para Resolve y monitorización del cliente contamos con un MacBook Pro 2015 y un monitor Dell UHD de 27″ conectando vía Thunderbolt. Esta no es la configuración ideal, puesto que para tener una reproducción más fiable del color hubiésemos necesitado otro dispositivo in/out y, por supuesto, un monitor de corrección de color. Pero como las condiciones de luz del plató donde hemos montado el combo tampoco son ideales, para lo que queremos ver puede ser suficiente referencia. Teniendo claro, por supuesto, que los videoscopios de Resolve tendrán la última palabra.

sdi sony fs7 resolve ultrastudio

Una vez conectados y configurados los componentes de hardware, vamos a abrir un nuevo proyecto en DaVinci Resolve 12.3.1. En las preferencias del proyecto determinamos que la resolución sea 1080 y el frame rate 25. Cabe recordar que la resolución del proyecto puede cambiarse en cualquier momento, pero los frames por segundo no si ya se ha importado cualquier material en el Media Pool. En la pestaña Edit haremos una nueva linea de tiempos y ya podemos pasar a Color para arrancar la opción Live con Comando + R. En ese momento deberíamos tener imagen en directo y ver el código de tiempo de cámara bajo el visor.

El trabajo con la pestaña Color cuando tenemos activado Live es parecido a una sesión normal. Podemos utilizar todo tipo de herramientas de corrección y LUTs para previsualizar la imagen. A partir de aquí, en el momento en el que pulsemos el icono en forma de cámara bajo el visor (Opción+Cmd+R), Resolve guardará un DPX en el Media Pool y la línea de tiempos. También podemos congelar la imagen con el icono de al lado (Mayúsculas+Cmd+R) si nos resulta más sencillo ver así la imagen que llega de la cámara.

Para facilitar las cosas, el uso de Stills, versiones y sobre todo memorias es fundamental. Si trabajamos con material logarítmico podemos guardar en una memoria la correspondiente LUT y una corrección básica para aplicar rápidamente cada vez que guardemos un DPX. La posibilidad de ver los videoscopios en un tamaño muy superior a los visores de la cámara es de gran ayuda para una correcta exposición.

resolve live

Al terminar la sesión tendremos un proyecto con muchas DPX en el Media pool, además de Stills, memorias, etc. Al ingestar ya en el estudio el material grabado en la cámara, hay que recordar la importancia de los códigos de tiempo. Como los DPX han guardado la información del TC que envía la cámara, podremos usar el ColorTrace de Resolve para que, de forma casi automática, los brutos de nuestro proyecto definitivo carguen las correcciones de la sesión Live. En el caso de que necesitemos pasar el proyecto Live de un equipo a otro, podemos exportar el .DRP y copiar los DPX, que estarán en el disco de captura dentro de Cache Clip.

Otro uso que podemos darle al sistema Live es generar LUTs para el trabajo posterior de rodaje. Cuando no sea posible montar todo este equipo o no queramos conectar la cámara al ordenador, podemos cargar esas LUTs en un monitor o grabador, tipo los habituales Atomos, Odisssey o SmallHD.

Como consideraciones, hay que tener en cuenta que cuanto más potente sea el ordenador que usemos para la sesión Live, menor será el retardo de las imágenes en el monitor. Normalmente es de menos de un segundo, pero si vamos aplicando nodos este tiempo puede subir. También son importantes el número de conexiones del equipo. En este caso, con un MacBook Pro enseguida nos quedamos sin puertos Thunderbolt y USB, así que un dock o hub puede ser de gran ayuda.

Compartir

Acerca del autor

Realizador, montador y formador.

Escribe una respuesta