TÉCNICA: Montar en red sin arruinarnos, ¿podemos? Parte II

5

En la primera parte de este artículo pudimos comprobar como la conexión Gigabit Ethernet da el suficiente ancho de banda para editar cómodamente material DV a través de la red. Lo siguiente que probaremos es si este tipo de conexión se porta igual de bien con alta definición. Para ello haremos la misma prueba con archivos DVCPROHD, en la misma configuración que usamos para el DV.

Una capa, dos, tres, cuatro. El DVCPROHD 720p parece moverse a través de Gigabit Ethernet con la misma soltura que el DV. No en vano tiene un ancho de banda de poco más del doble que el DV, por lo que 4 streams apenas alcanzan picos de 35Mb/s.

La cifra en la que el Gigabit Ethernet mueve una tasa de transferencia sostenida es superior a 50Mb/s. Esto quiere decir que podemos montar con bastantes codecs, incluso con Pro Res, aunque no conviene forzar a ProRes HQ dependiendo de la resolución. Cuanto más ancho de banda necesite el material, lógicamente más probabilidades tendremos de tener el mensaje de dropped frames cuando usemos varias capas e intentemos previsualizar en tiempo real. Hay que tener en cuenta que al hacer render de un fragmento con varias capas estas se convierten en un sólo stream, por lo que las capas sólo influyen para trabajar en tiempo real.

Una vez hemos visto las posibilidades y limitaciones de la conexión Gigabit Ethernet, vamos a probar una situación real de trabajo con dos máquinas compartiendo el mismo material. Para ello conectamos dos Mac Pros vía un switch Gigabit normalito, no configurable, que se puede encontrar por bastante menos de 100€. Los archivos de vídeo están en los discos interiores de una de las máquinas (configurados como raid cero) y en cada uno de los equipos hay un proyecto de Final Cut con los mismos archivos importados. La máquina en la que está el material comparte archivos y la otra entra por la red con el mismo nombre de usuario que la que ejerce de servidor, para evitar problemas de permisos.

nas_ge_macpros

Todo funciona bien, se puede montar DV, HDV, DCPROHD e incluso ProRes. En proyectos sin compresión la cosa empieza a renquear, pero ya sabemos que cualquier cosa con menos compresión que ProRes sólo se emplea en circunstancias puntuales.

Vamos a complicar el asunto añadiendo más máquinas. Hasta ahora hemos visto que es posible hacerlo con dos, pero en ocasiones es necesario que más puestos compartan material. Para ello se puede simplemente añadir otro equipo a la red y ver hasta donde aguanta, pero es recomendable que para tres o más estaciones un ordenador en el que no se monte se encargue de hacer de servidor de archivos. Para asegurarnos de que cada una de las máquinas que le conectemos tenga su ración de ancho de banda, vamos a necesitar dos elementos nuevos. Una tarjeta multi-gigabit y un switch configurable.

La tarjeta con varias conexiones Gigabit será una tipo PCI que le colocaremos al equipo que haga de servidor. Small-tree fabrica tarjetas de hasta 6 puertos 1000Base-T. El servidor de archivos puede ser un “viejo” G5, siempre que tenga conectado algún sistema de almacenamiento lo suficientemente rápido para mover el tipo de material que montemos multiplicado por el número de máquinas que queramos conectar. Un pequeño raid eSata puede servir para la mayoría de situaciones. Si la máquina es un Mac Pro podemos usar sus 4 discos internos unidos en raid.

gigaethernet4puertos

Tarjeta PCIe con 4 puertos Gigabit Ethernet

Para asegurarnos de que cada equipo tiene su trocito de red siempre disponible, necesitamos que esa tarjeta de red se comporte como un sólo puerto, y ahí es donde es imprescindible un switch configurable. Estos equipos, que se pueden encontrar desde unos 400€, permiten sumar puertos (Link aggregation) con lo que nos aseguraremos que si uno de los clientes hace play y otro le sigue inmediatamente, cada uno de ellos tendrá para el solo todo el ancho de banda de su conexión Gigabit. Así, con una tarjeta de 4 puertos en el servidor y un switch configurable podemos trabajar con 4 clientes simultaneamente sin riesgo de que por culpa de la red tengamos dropped frames. Ojo, como los clientes sólo se conectan con un cable 1000 Base-T, las limitaciones son las mismas que para el caso de la configuración de dos Macs, pero con esta técnica podemos tener al menos tantos macs como puertos tenga la tarjeta del servidor.

nas_ge_macpro4

Cada switch configurable tiene su propio software y normalmente no es demasiado complicado indicarle que, por ejemplo, los puertos del 1 al 4 los gestione como si fueran uno. En el Mac es también muy sencillo. Una vez instalada la tarjeta en el servidor, abrimos el panel de control Red y añadimos un Interfaz virtual, uniendo todos los puertos de la tarjeta que acabamos de colocar.

link_aggregation1

De esta forma tanto el switch como la tarjeta asegurarán que cuando un puerto este ocupado por un cliente, los paquetes pasarán al siguiente, con lo que cada estación de montaje tendrá una conexión Gigabit contra el servidor para el solito. De esta forma hasta cuatro clientes pueden montar en red con la ayuda de un equipo servidor, un switch configurable y una tarjeta de red multipuerto. Aunque es cierto que tiene sus limitaciones, esta configuración basada en Giga-Ethernet puede ser muy útil en buena parte de proyectos con poco presupuesto.

En definitiva, se puede montar una red basada en la conexión 1000 Base-T que traen todos los Macs. Si la red tiene más clientes hay que pensar en pequeñas inversiones, como la tarjeta multipuerto o el switch configurable, cuyo coste estará siempre muy alejado del de una Xsan. Con esta red podremos trabajar con comodidad con codecs con compresión, incluido ProRes. Para trabajar sin compresión, sobre todo en alta definición, será imprescindible una red basada en fibra óptica.

Por otra parte habrá que tener en cuenta que dos equipos en ningún caso podrán trabajar con el mismo proyecto de FCP, pero si con los mismos brutos. Por eso es recomendable que los proyectos de FCP residan en cada equipo cliente para evitar errores y que se sobrescriban archivos. En el caso de que se quiera modificar un proyecto en otro equipo lo más sensato es trabajar con copias de los proyectos.

Compartir

Acerca del autor

Realizador, montador y formador.

5 comentarios

  1. ¿Y cómo se haría la captura de imágenes? ¿En local o en red? Supongo que los renders sí que tendrían que estar configurados en local.

  2. Juan Ugarriza el

    Se puede capturar por la red cosas ligeritas, como DV, HDV o DVCPROHD. Para codecs más pesados puedes capturar en local y luego pasarlo al compartido. Los renders si, casi mejor en local.

  3. Victor Adorna el

    Muy interesante, supongo que para hablar de XDCAM ya necesitariamos mas ancho de banda no? aunque realmente el bitrate de este codec es como el HDV 35mb/s
    Alguien ha probado a trabajar con un switch en este formato?

    Salu2!!

  4. Juan Ugarriza el

    Yo no he probado con ese codec, pero a 35mbits debería ir sin problemas. Si lo compruebas nos cuentas. ; )

Escribe una respuesta

He leído y acepto la Política de Privacidad

En finalcutpro.es no guardamos ningún dato personal de nuestros usuarios. Puedes participar en los comentarios si lo deseas pero no se te pide que aportes tu nombre real, tu correo electrónico ni cualquier otro dato personal.
Política de Privacidad