NOTICIA: El iPhone como cámara en diversas producciones

0

Nota de prensa

El rostro de Selena Gómez en primer plano. En blanco y negro. Una balada confesional e íntima. Los tres minutos y medio de Lose You to Love Me, el nuevo hit de la artista norteamericana, juegan con pocos ingredientes para dar forma a una pieza audiovisual que ha llamado la atención en todo el mundo por su simplicidad y su potencia y que cuenta ya con más de 100 millones de visionados en YouTube. El vídeo ha sido dirigido por Sophie Muller, una artista con una dilatada trayectoria en el mundo del clip musical, y que en esta ocasión ha utilizado un iPhone 11 Pro para plasmar su estilo personal, siempre enfocado en acercarse al intérprete y dejar que él se exprese ante la cámara, sin la engorrosa logística de una gran producción. El iPhone facilita a Muller, además, capturar escenas auténticas e íntimas porque el factor de intimidación desaparece.


De Steven Soderbergh a Sean Baker. Inmediatez e intimidad están entre los criterios que hacen que muchos creadores recurran al iPhone. Tras filmar Perturbada (2018) y High Flying Bird(2019) con el iPhone, el director Steven Soderbergh afirmó que rodar películas con el iPhone es “el futuro” y “una de las experiencias más liberadoras que he vivido como cineasta”. Steven Soderbergh es conocido en la industria por su carácter innovador y fue pionero en estrenar películas en salas comerciales y en Internet con su filme Bubble en 2005.


Otro autor que ha encontrado en el iPhone su herramienta predilecta para dar forma a su visión del mundo es Sean Baker. Su película Tangerine (2015) se filmó exclusivamente con el iPhone 5s, se convirtió en todo un éxito en Sundance y su protagonista, Mya Taylor, hizo historia en los Spirit Awards de 2016 al convertirse en la primera actriz transgénero en ganar un premio cinematográfico importante por su trabajo tras alzarse con el reconocimiento a la mejor actriz de reparto. El propio Baker volvió a emplear el iPhone en su siguiente película, The Florida Project (2017) para crear un acabado de persiana enrollable que diera a alguna de sus escenas una sensación diferente e incómoda. Baker se beneficiaba de la flexibilidad para grabar vídeo del iPhone, que permite grabar en distintas resoluciones y velocidades de fotogramas. 


El iPhone, ‘detrás de las escenas’ en La La Land o Modern Family
Incluso el director Damien Chazelle empleó el iPhone para los ensayos que dieron forma a la célebre primera escena de su película La La Land (2016). El iPhone también ha sido utilizado por los creadores de de series para la pequeña pantalla. El productor y director de Modern Family Steve Levitan grabó un episodio entero en 2015 sirviéndose del iPhone, el iPad Air y el Mac. 


En los trabajos de corta duración, como videoclips musicales o cortos, el iPhone ha convencido a numerosos creadores. Olivia Wilde y su directora de fotografía Reed Morano, conocida por su trabajo en la serie El cuento de la criada, utilizaron en 2016 un iPhone para grabar para Edward Sharpe & The Magnetic Zeros el vídeo de su canción No Love like Yours. Olivia declaró a Mashable que esperaba que el proyecto “sirviera para animar a la gente a rodar sus propias películas con un acabado profesional en un dispositivo que ya tienen”. Tan profesional como que el iPhone 11 Pro también permite grabar, editar y exportar en 4K a 60 fps, un formato que cada vez se usa más en la industria para capturar contenido con una calidad muy alta.


Por su parte, el cineasta Matthew Cherry creó en 2017 con iPhone el cortometraje 9 Rides tras “grabar una noche frenética acompañando a un conductor de Uber” en el iPhone. Cherry declaró a Blavity que quería “demostrar que da igual lo que utilices para grabar, un iPhone o una cámara Red, una buena historia siempre es una buena historia y tienes que contarla con cualquier medio que tengas a mano”. De hecho, el iPhone cuenta con una precisión cromática impresionante: el iPhone 11 Pro no satura las imágenes porque está pensado para que el usuario grabe en todo momento lo que ve, por lo que la postproducción es mucho más rápida.
Artistas como Kanye West y LeAnn Rimes también han hecho uso del iPhone para grabar algunos de sus trabajos. En el primer caso, la estrella del hip hop se unió al director Spike Jonze para dar forma al videoclip de su canción Only One con la ayuda del iPhone. LeAnn Rimes, por su parte, lo empleó para poner en imágenes su tema Gasoline and Matches. En el terreno de las marcas, New Balance y Bentley (no en una, sino en dos ocasiones) han demostrado que en la creación publicitaria el iPhone también puede marcar la diferencia.

Compartir

Acerca del autor

Fundador de La Peonza Digital, productora audiovisual. Editor de finalcutpro.es. Realizador, editor, formador y locutor.

Escribe una respuesta

He leído y acepto la Política de Privacidad

En finalcutpro.es no guardamos ningún dato personal de nuestros usuarios. Puedes participar en los comentarios si lo deseas pero no se te pide que aportes tu nombre real, tu correo electrónico ni cualquier otro dato personal.
Política de Privacidad